Fuente: Registro de Museos de Chile

En Museo Ralli Santiago

Henry Moore y Salvador Dalí | Sala 14

13 de marzo de 2020

Exhibición de la obra gráfica del escultor británico Henry Moore y esculturas del multidisciplinario artista español Salvador Dalí pertenecientes a la colección Ralli.

La Sala 14 de Museo Ralli Santiago hoy alberga una nueva exposición bipersonal que presenta nueve grabados realizados por el escultor británico más influyente de la segunda mitad del siglo XX: Henry Moore (1898-1986) junto a siete esculturas en bronce de mediano y gran formato además de una litografía del multidisciplinario artista español Salvador Dalí (1904-1989).

Esta muestra reivindica la obra gráfica sobre papel del escultor y su faceta menos conocida: la de dibujante y grabador con una selección de litografías en color, realizadas por Moore y fechadas entre 1972 y 1982. En ellas se aprecian composiciones donde priman la figura humana, generalmente desnudos femeninos en diversas posturas, de pie y reclinadas, emotivas maternidades y bocetos de esculturas representadas a través de formas orgánicas y sinuosas que van desde el esquematismo al primitivismo hasta la abstracción y el surrealismo, las cuales le valieron el reconocimiento internacional. Moore desarrolla un lenguaje pictórico muy personal para representar la tridimensionalidad en el papel, considerando al dibujo como pilar fundamental de su trabajo y como camino independiente para expresar sus ideas en torno al alma de la modernidad. Entre éstos destacan "Figures with sky background II", "Five ideas for sculpture", "Seven sculpture ideas II", "Kneeling woman", "Mother & child", "Reclining woman" y "Reclining woman on beach", entre otras.

Por otra parte, Dalí con una iconografía muy personal y una particular visión del mundo es considerado uno de los máximos representantes del surrealismo. A lo largo de su vida, este pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor español, exhibió todas las circunstancias íntimas de su vida y su pensamiento de forma provocativa. Con la ayuda de los descubrimientos científicos de su época, exploró y expandió los límites de la conciencia y de la experiencia sensorial-cognitiva. Decidió ser excesivo en todo, interpretar numerosos personajes y sublimar su angustia en delirios humorísticos. Demostraba su amor por el dorado, pasión por el lujo y la moda oriental. Se relacionó con numerosos intelectuales y artistas como Federico García Lorca, Luis Buñuel, André Breton, entre otros.

Entre sus obras destacan "Alice in wonderland", 1977; "Elephant de l'espace", 1980; "Femme en flamme", 1984; "Hommage a Terpsicore", 1984; "Toreador Hallucinogene", 1977; "Unicorne", 1984; "Venus a la tete de roses", 1984 y "Venus spatiale", 1980.

El museo puede ser visitado de martes a domingo entre las 10.30 y 17.00 horas y su entrada es completamente gratuita.